El nuevo reglamento de la DO abrirá la puerta a los vinos de villa

El texto, en el que llevan trabajando dos años, dará este primer paso hacia la zonificación.

 

El nuevo reglamento por el que se regirá la Denominación de Origen Bierzo dará mayor importancia, si cabe, al sector vitícola de la comarca. «Es a lo que hay que dar importancia si se quiere llegar a ser una zona de producción muy considerada en el mundo», señala la presidenta del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Bierzo, Misericordia Bello.

En esta apuesta por la viticultura, el documento en el que vienen trabajando desde hace dos años representantes del sector vitivinícola berciano se recorrerán los primeros pasos de cara a la zonificación del espacio de producción amparado por la DO. Un primer paso que abrirá la puerta a los denominados como ‘vinos de villa’ y que tiene como origen en la creencia de que hay diferencias perceptibles entre los vinos elaborados en diferentes zonas de una misma denominación de origen.

El nuevo reglamento tenderá a reconocer las diferencias entre las zonas de producción. L. DE LA MATA -

«No se trata de que clasifiquemos unas zonas como mejores o peores. Esto no va así, sino que se zonifique en función de las diferencias. Y es que, además, en el Bierzo hay mucha diferenciación. Es un conjunto de valles que cada uno tiene su terroir. Vamos a dar ese primer paso del proceso de zonificación con los vinos de villa. Lo demás es para muy largo plazo», explica la presidenta de la DO, quien aclara que las bodegas siempre tendrán la última palabra para etiquetas vinos como ‘de villa’.

Las bodegas que finalmente quieran sacar al mercado estos vinos de villa deberían incluir en sus etiquetas la zona en cuestión (Cacabelos, Arganza, Corullón,… está por determinar), bajo lo cual figuraría la clasificación como vino de villa, y más abajo, la bodega elaboradora del citado caldo.

En esta apuesta, la DO Bierzo sigue los pasos de otra de las denominaciones punteras en esta especificación de las zonas de producción como es el Priorat. Allí, incluso ya tienen estipulado una vuelta de tuerca más, como es la elaboración dentro de la DO de los ‘vinos de finca’ —para cuya elaboración sólo se emplearán las uvas procedentes de viñedos que constituyan una única explotación vitícola, entre otros requisitos más excluyentes—.

A esta estación, si llega la DO, será en el futuro. Por el momento la primera parada son esos vinos de villa, que tendrán un reconocimiento y una regulación en un reglamento que desde el Consejo Regulador confían en que puedan presentarlo a la Junta a la mayor brevedad. «Están casi todas las tareas cerradas, lo que falta es redactarlo y presentarlo, pero es que cuando llega septiembre se paraliza todo el sector. Ahora en diciembre es cuando más nos movemos porque es cuando se exporta más después de estar un tiempo parado con es el verano. No creo que tardemos mucho», señala Misericordia Bello, quien parece tener claro que, debido a los trámites burocráticos —tras la aprobación por la Junta de Castilla y León deberá recibir el visto bueno de Bruselas— no entrará en vigor en el presente mandato.

Pese a la prudencia con la que se ha querido manejar el tema de la modificación del reglamento de la DO, también ha trascendido que en el mismo se apostará por las variedades autóctonas. Esto, que a primera mano puede parecer una obviedad, en la práctica supone abrir la puerta a determinados tipos de uva —que se cultivan de forma muy minoritaria en esta zona de producción— para hacer una salvaguarda de ellas. Este sería el caso de las variedades menos conocidas como la Estaladiña o la Negreda. «Es más que por otra cosa por la naturaleza romántica que tiene el asunto», reconoce la presidenta del Consejo Regulador. «Aquí lo tenemos clarísimo. Tenemos que trabajar en la diferenciación, que es en lo que estamos. En lo que tenemos que nos diferencia del resto de zonas productoras».

En el caso de las dos variedades antes mencionadas serían producciones mínimas, a las que se les quiere hacer un ‘guiño’ al estar aquí «de toda la vida».

Capítulo aparte merece el tema de la Garnacha Tintorera, con una producción mucho más importante. «Es de aquí. Pero está por ver si se podría plantar hacer monovarietales con ella. Pero que quede claro que es una variedad local, no foránea», apunta Bello.

Anuncios

Proceso de elaboración del vino tinto paso a paso

El vino es un producto que resulta tan familiar para todos que a veces no nos preguntamos de dónde viene. Todos sabemos que se obtiene de la uva y que su proceso de elaboración comienza con la vendimia, pero, ¿qué pasa después?

La elaboración del vino es un proceso milenario que con los años ha llegado a alcanzar un nivel de complejidad y unos estándares de calidad propios de los laboratorios. Sin embargo, en esencia, este proceso es el mismo que el que empleaban nuestros antepasados. Todo gira en torno a la fermentación de la uva. Veamos brevemente en qué consiste el proceso de elaboración del vino tinto a través de sus diferentes pasos.

La vendimia

La vendimia es la cosecha de la uva que tradicionalmente se realiza en España entre los meses de septiembre y octubre. El momento exacto de su recogida será aquel en el que la uva muestre un estado idóneo de maduración, ya que solo así se podrá extraer de ella un vino de calidad. Es particularmente importante el nivel de azúcar que presenten las uvas, ya que de ello depende la posterior fermentación y nivel de alcohol que presentará el vino. Una vez seleccionados los mejores racimos, se procede a su procesamiento.

vendimia-uva-vivanco

En la elaboración del vino tinto se emplean dos procesos diferentes: el de maceración carbónica, utilizado para la obtención de vinos jóvenes de forma rápida para su pronta comercialización; y la fermentación a través de levaduras, utilizado para elaborar vinos de mayor calidad y que serán sometidos a un proceso posterior de envejecimiento. Nos centraremos en el segundo de ellos, que es el más común en la elaboración de vinos tintos.

 

Despalillado

El proceso de despalillado es aquel mediante el cual se separan las uvas del resto del racimo, lo que se conoce como raspón. Aunque tradicionalmente esta labor se hacía a mano, lo normal es que hoy en día se utilice una máquina: la despalilladora. El objetivo de separar la uva de las ramas y las hojas que pueden estar presentes en los racimos es que estas dos últimas aportan sabores y aromas amargos al mosto durante la posterior maceración.

 

Estrujado

Una vez que se han aislado las uvas, se las hace pasar por una máquina estrujadora o pisadora. El fin de este proceso es conseguir que se rompa la piel de la uva, conocida como hollejo. De esta manera se extrae gran parte del mosto del interior de la fruta, con lo que se facilitará el siguiente proceso de maceración, ya que el mosto tendrá un contacto mayor con los hollejos. El estrujado no debe ser demasiado exhaustivo, ya que hay que evitar que se rompan las semillas de las uvas, algo que podría aportar amargor al mosto.

 

Maceración y fermentación alcohólica

Los productos resultantes del estrujado: los hollejos, la pulpa, las pepitas y el mosto se introducen en grandes tinos (cubas) de madera o depósitos de acero inoxidable. Estos depósitos se cierran y a través de la acción de los propios hongos presentes de forma natural en la piel de las uvas, así como de la de las levaduras que el enólogo decide agregar, comienza un proceso de fermentación. Esta primera fermentación es de tipo alcohólica, ya que en ella, el azúcar de la uva termina transformándose en alcohol etílico, desprendiéndose también dióxido de carbono de la reacción. Este proceso de maceración es de gran importancia, ya que además de permitir la fermentación, propicia que el mosto adquiera su color, así como otras características, a través del contacto con los pigmentos propios de los hollejos. Tanto el color como la estructura final del vino vendrán determinados por estos elementos que aporta el hollejo: antocianos, taninos, etc.

https://i0.wp.com/vivancoculturadevino.es/blog/wp-content/uploads/2016/06/remontado_vino_vivanco.jpg

Durante este proceso de fermentación, el dióxido de carbono sube hacia la superficie produciendo un burbujeo y arrastrando consigo las partes sólidas de la mezcla. Por este efecto se crea en la superficie lo que se conoce como el sombrero: una capa sólida compuesta por hollejos, pulpa y pepitas que flotan sobre el mosto. Para facilitar que las partes sólidas sigan en contacto con el mosto se llevan a cabo las labores de remontado: la extracción del mosto por la parte inferior del depósito para reintroducirlo por arriba, regando el sombrero; y de bazuqueo: remover el sombrero para romperlo y que se mezcle con el mosto. El objetivo es que los hollejos transfieran ciertas propiedades al mosto.

Este proceso dura, según el tipo de vino que se pretende elaborar, entre 6 y 12 días, y debe transcurrir a temperaturas no superiores a 29ºC. Al pasar este tiempo, se produce el descube, mediante el cual se transfiere el líquido a otro depósito.

Prensado

Tras el descube, el producto sólido de la maceración aún contiene grandes cantidades de mosto, por lo que es sometido a un prensado para extraer todo el líquido, obteniéndose el vino de prensa, rico en aromas y taninos, que no se mezcla con el obtenido en el descube. Estos dos vinos se utilizarán para la elaboración de productos diferentes. Los restos sólidos que resultan del prensado se emplean como subproducto en la elaboración de orujos y otros productos.

 

Fermentación maloláctica

El mosto obtenido durante los pasos anteriores es sometido a un nuevo proceso de fermentación. A través de este proceso, el ácido málico, uno de los 3 ácidos presentes en el vino junto con el tartárico y el cítrico, se convierte en ácido láctico. Este proceso rebaja el carácter ácido del vino y lo hace mucho más agradable para su consumo.
Este segundo proceso de fermentación se lleva a cabo a lo largo de un tiempo de entre 10 y 20 días.

 

Trasiego

Después de la fermentación maloláctica se lleva a cabo el trasiego, proceso mediante el cual el vino se cambia varias veces de recipiente, con el fin de ir eliminando los sedimentos sólidos y de airear el vino.

 

Clarificación

Con el mismo objetivo, se somete al vino a un proceso de clarificación, en el que se emplean sustancias orgánicas que arrastran las impurezas suspendidas en el vino hacia el fondo del depósito. Si se considera necesario, este paso puede ir seguido de un posterior filtrado del vino para eliminar más eficazmente esas impurezas.

crianza-vino-vivanco

 

Crianza

Después de las dos fermentaciones, otro de los puntos de mayor importancia en la elaboración de un vino es el proceso de envejecimiento o de crianza. El producto obtenido durante los pasos anteriores es introducido en barricas de roble. La madera para la elaboración de estas barricas se selecciona principalmente por sus propiedades de dureza y permeabilidad y porosidad. Esta madera debe ser tratada con calor para hacerla maleable, por ello, entra en contacto con fuego, por cuya acción las barricas presentan un cierto nivel de tostado en su madera. Tanto el tipo de roble utilizado (normalmente francés o americano), como el grado de tostado o la cantidad de veces que se hayan utilizado las barricas van a modificar el carácter del vino. En este momento es cuando el vino adquiere notas aromáticas que durante la cata podremos identificar como tostadas, ahumadas, avainilladas y, cómo no, con aroma a madera. Durante la estancia en la barrica se producen una serie de procesos físico-químicos, al mismo tiempo que la porosidad de la madera permite además la microoxigenación del vino. Con ello, a lo largo del tiempo este va evolucionando y desarrollando sus características.

Bodega

 

Embotellado

Una segunda parte del período de crianza del vino tendrá lugar una vez que este es embotellado. Durante este tiempo el vino evolucionará en una atmósfera reductora y asimilará el oxígeno que se introduce en la botella de manera inevitable cuando se cierra con el corcho. El envejecimiento en botella es también importante ya que permite que el vino se estabilice y que los aromas y propiedades que ha adquirido en la barrica encuentren un punto de equilibrio y armonía. Dependiendo de los tiempos de crianza que se den tanto en barrica como en botella, obtendremos como producto final un vino crianza, reserva o gran reserva.

 

Aunque cada bodega tiene sus secretos y aporta su toque personal a sus vinos, el que hemos visto es, grosso modo, el método de elaboración del vino tinto más común y extendido en el mundo. Un proceso que ha llegado a unos niveles de tecnificación extraordinarios, pero que es, en esencia, el mismo que empleaban nuestros abuelos cuando se descalzaban para pisar la uva.

 

Fuente: http://vivancoculturadevino.es/blog/2016/06/14/proceso-de-elaboracion-del-vino-tinto/#.V2E3Id-SPiI.twitter

Mejor dato de ventas de la historia para la D.O. Bierzo

Nuevo récord en el primer cuatrimestre de 2016

La cantidad de botellas contraetiquetadas en el periodo enero-abril es la más alta desde que se tienen datos en el Consejo Regulador de los Vinos del Bierzo

Las 77 bodegas adscritas al Consejo Regulador de la Denominación de Origen del Bierzo solicitaron en el periodo enero-abril de 2016 un total de 3.103.475 contraetiquetas, lo que supone un incremento del 4, 7% respecto al mismo periodo del año pasado, cuando se contraetiquetaron con el marchamo de calidad 2.964.707 botellas.

La cantidad de botellas contraetiquetadas en el periodo enero-abril es la más alta desde que se tienen datos en el Consejo Regulador de los Vinos del Bierzo. En el periodo analizado, el mayor despunte se produjo en el mes de abril, en el que se etiquetaron 864.612 botellas.

Desde 2013, año en el que se produjo un ligero descenso respecto a 2012, el crecimiento ha sido sostenido.

 

Botellas contraetiquetadas en el periodo enero-abril de 2012 a 2016
 

La causas de este nuevo record radican, según el CRDO Bierzo, “en  el trabajo que la institución ha venido realizando en los últimos años, a lo que habría que sumar el esfuerzo comercial y las acciones de promoción llevados a cabo por las bodegas y el propio Consejo, línea en la que se va a seguir trabajando en el futuro”.

 

El BIERZO DEL 15, “EXCELENTE”

La campaña de 2015 concluyó con una cosecha de 16.008.968 de kilogramos de uva controlada, un 1.99% más que en 2014. El Consejo Regulador señaló que la cosecha de 2015 daría con casi total seguridad “vinos de magnífica calidad, con  una buena evolución a lo largo del tiempo y una gran complejidad”.

El pasado 20 de mayo un comité de cata especial, creado específicamente y formado por prestigiosas figuras del mundo del vino, ratifico el pronóstico del Consejo Regulador al calificar los  Bierzos del 15 como “excelentes”.

Logran catar un vino de 1892 sin descorchar la botella y conservaba sus propiedades.

Dos sumilleres, Andreas Wickhoff y Jakub Pribyl, han logrado catar, sin descorchar la botella, un vino procedente de una remesa de 133 botellas fechadas entre 1892 y 1899 que habían sido escondidas por sus propietarias en el suelo de una capilla en el castillo de Becov, en la República Checa, en la II Guerra Mundial.

El sistema permitió extraer el vino de las centenarias botellas para conocer su sabor. Según los sumilleres encargados de la operación, el vino escondido “conserva el olor a fruta, la acidez y sus elementos más refrescantes, algo insólito en vinos de esta edad”.

Saber más

Webserie ‘Conversaciones en un bar’ de Autóctona Bierzo

Autóctona Bierzo promociona los caldos bercianos en el mercado norteamericano con la webserie ‘Conversaciones en un bar’

La agrupación empresarial de bodegas bercianas, creada con el objetivo de mostrarle al mundo las maravillas de El Bierzo y la singularidad de sus vinos, presentará este jueves a las 22.00 horas en sus canales de Facebook y Youtube la webserie documental ‘Conversaciones en un bar’, “una una serie en la que los propios winemakers de las bodegas de El Bierzo cogen de la mano al espectador y le enseñan qué es ser ‘UN AUTHENTIC’, según explican los propios implicados. Este nuevo audiovisual se suma a las temporadas de ‪#‎weareauthentic‬, también disponibles en Youtube.

“Amarás a tus amigos sobre casi todas las cosas, lo celebrarás en familia, fliparás con el paisaje, disfrutarás del placer de comer, serás fiel a ti mismo y todo lo mojarás en vino”. Esas son las máximas a seguir para convertirse en un Authentic y de ello hablan los enólogos de las bodegas de Autóctona del Bierzo en la nueva webserie ‘Conversaciones en un bar’.

Además, la serie está subtitulada en inglés y se promocionará en el mercado norteamericano con ánimo de que los amantes del vino de Estados Unidos conozcan la esencia del Bierzo.

Enlace al capitulo 1 : https://www.youtube.com/watch?v=epzgYkcphHM

No te la pierdas.

Calificación excelente para la cosecha del 2015

El comité de cata especial, formado por alrededor de 25 expertos -entre técnicos, enólogos y sumilleres- en plena labor durante la mañana de este viernes en el CRDO Bierzo para proceder a la calificación de la cosecha 2015. Dicho comité ha catado a ciegas dos vinos blancos elaborados con Godello, y un rosado y siete tintos de uva Mencía, todos ellos actualmente en el mercado, resultado una calificación para la cosecha del 2015 de “excelente”.

Buenas noticias para esta añada 2015.

Consejos sobre la temperatura del vino

Uno de los factores más importantes a la hora de tomar un vino es la temperatura, a continuación encontrarás algunos consejos a tener en cuenta.

 

1. La temperatura del vino a lo hora de degustarlo es un parámetro que podemos controlar. Los expertos aconsejan que no se tome vino por encima de los 19 grados, ya que la presencia del alcohol se percibe demasiado, descompensa el vino, lo satura y lo hace pesado.

2. La baja temperatura también es contraproducente, por debajo de 4 grados somos incapaces de diferenciar los distintos matices de los vinos.

3. La temperatura de degustación ideal no es la misma para todos los  vinos.

4. Los vinos espumosos se deben tomar entre los 6º y 8º. A temperaturas superiores perderán la finura y el carbónico que les caracteriza.

5. Los vinos dulces se deben tomar entre los 6º y 8º C. A temperaturas más altas se potencian los sabores dulces, pero pierden el equilibrio con los otros sabores, y sólo percibiremos los sabores dulzones.

6.  Los vinos blancos jóvenes secos y semi-secos se deben tomar entre los 8º y 10º C. Estos vinos tienen la característica de ser frescos y ácidos; al estar a esta temperatura percibiremos mejor esa sensación agradable y de frescor.

7. Los vinos blancos envejecidos y fermentados en barrica se deben tomar entre los 11º y 13º C. Subiremos la temperatura respecto a los blancos frescos, para poder apreciar los nuevos aromas que han evolucionado en la crianza en barrica y botella.

8. Los vinos rosados se deben tomar entre los 10º y 12º C. Para poder disfrutar todas las características de este tipo de vino que se clasifica entre blanco y tinto.

9. Los vinos tintos jóvenes se deben tomar entre los 13º y 15º C. Mantiene los matices de los tintos, destacando su frescura, por ser de menor astringencia.

10. Los vinos tintos envejecidos se deben tomar entre los 16º y 18º C. A esta temperatura destacan los nuevos aromas adquiridos en la crianza. A menor temperatura no se volatilizan los aromas, y en boca nos parecen demasiado astringentes. A mayor temperatura destaca el alcohol y éste enmascara todos los aromas restantes.

11. En el caso de que se desee modificar la temperatura a la que se encuentra un vino, debe tomarse la precaución de hacerlo de forma  lenta y progresiva. En caso contrario, se dañaría la calidad de la bebida.

12. No son aconsejables prácticas para calentar el vino como calentar la  botella acercándola a estufas o refrescar la copa vacía, ya que deteriora la composición del vino.

13. La temperatura de servicio debe ser algo inferior a la de consumo, porque el vino en la copa tenderá a calentarse. por eso hay que conocer los útiles que ayudan a mantenerla, especialmente cuando existe un salto térmico importante entre las temperaturas del vino y de la sala.

 

Y ahora ya sabes como triunfar con un vino, eso sí, sin olvidar que la materia prima sea de calidad como lo son los vinos de la denominación de origen Bierzo.

Pizarras de Otero, mejor Vino Tinto Joven en la Champions Wine

El mencía de la D.O. Bierzo, Pizarras de Otero, ha sido elegido recientemente como Mejor Vino Tinto Joven en el concurso Champions Wine.

Elaborado por Bodegas Cuatro Pasos, fue nombrado como único campeón dentro de la categoría ‪‎tinto joven por un jurado dirigido por el periodista gastronómico Ernesto Gallud y formado por veinte prestigiosos catadores españoles y tres invitados provenientes de EEUU, China e Indonesia.

El concurso Champions Wine, surge a raíz de la necesidad de poner en valor aquellos vinos que han destacado ya en otras competiciones y guías del sector del vino. Champions Wine propone competir entre ellos y someterse al jurado más exigente para poder asegurar con certeza de que son de verdad los mejores entre los mejores vinos de España.

En esta competición, que se estrena este año con su primera edición, se valora objetivamente cada ‪‎vino en catas a ciegas y tan solo pueden participar los vinos que hayan obtenido Oro, Gran Oro o distinciones equivalentes en concursos oficiales y vinos con altas puntuaciones en las guías publicadas en España.

 

Los vinos del Bierzo alternativa de calidad al Rioja y al Ribera del Duero

Ofrecemos una selección de los mejores con motivo de una cata pública celebrada en Madrid. Los caldos de la Denominación de Origen Bierzo tienen poco que envidiar a las marcas estrellas de la España vinícola.

La campaña terminó a mediados del mes de octubre con una cosecha de más de 16 toneladas métricas, un 1.99% más que el pasado año. El 91,74% de la producción se destinará a la elaboración de vinos con Denominación de Origen Bierzo.

Algunos de estos caldos de magnífica calidad, en su mayoría de uva mencía y godello, que por primera vez  superan el millón de kilogramos cosechados, fueron escenario de una cata presentación en Madrid donde 32 bodegas expusieron sus mejores buques insignia.

A continuación detallamos los más destacados.

Bodegas y viñedos Merayo

La experiencia de Pedro Merayo, fundador de la bodega, en el sector del vino y su conocimiento y amor por El Bierzo han hecho realidad que este proyecto familiar sea hoy por hoy un referente en esta tierra de viñedos. La Bodega se encuentra en Finca Miralmonte, en los alrededores de Ponferrada.

Los vinos de Bodegas Merayo, durante la cata de la Denominación Origen Bierzo, en Madrid / 02b

Según el hijo del propietario, Juan Merayo, La Galbana es el vino en el que han puesto más cuidado y mimo. Proviene de unas cepas que tienen más de cien años de antigüedad. Antes de llegar a la botella ha pasado entre 15 y 18 meses en barrica de roble francesa.

Con una producción muy pequeña (solo 850 botellas), es cien por cien uva mencía. Su fermentación se realiza en acero inoxidable a temperatura controlada. Embotellado sin clarificar. Tiene un color rojo picota, de capa alta.

En nariz es muy aromático y complejo. Frutos rojos y fruta madura, notas balsámicas y especiadas, ligero torrefacto y elegante mineralidad en el fondo. En boca es amplio, sensación grasa y voluminosa. Mantiene la frescura y complejidad que mostraba en nariz. Tanino sedoso y maduro perfectamente integrado, vino profundo y de largo recorrido.

Es un vino que es un buen acompañante para todo tipo de carnes, embutidos, quesos fuertes y en especial para tomar el afamado botillo berciano.

Dominio de Tares, Cepas Viejas 2012

El director comercial de esta bodega, José Manuel Fontán, nos indica que este vino –también cien por cien mencía– es de unos viñedos de entre 70 y 80 años. Está elaborado totalmente con el método tradicional, con un toque de madera especial, dejándolo reposar el 80% en barrica de roble francés y el resto (20%) en barrica de roble americano. Todo ello le da una carta de identidad muy característica, que además viene marcada por sus uvas procedentes de viñas situadas a unos 650 metros de altitud en terrenos pizarrosos.

Salta a la vista su color rubí en el centro de la copa y reflejos granate en los bordes, con marcada opacidad, que además deja gran cantidad de lágrimas  tras ser agitado.

En nariz es intenso y complejo, con un marcado aroma a frutos rojos y negros confitados con recuerdos de regaliz, clavo y frutos secos gracias a su larga crianza en barrica de roble francés y americano.

Seco en boca, con marcada acidez y alcohol, tanino pulido y redondo y con gusto a grosella negra, arándano, ciruela pasa, pino y panadería. Tiene a su vez un paso por boca suave, equilibrado y persistente.

Marida con platos de sabor intenso, como cocidos hechos a fuego lento, carnes asadas de ternera o cordero al horno.

Bodegas Peique, selección familiar

El enólogo de la bodega, Jorge Peique, nos apunta que el vino al que le han dedicado mucha intimidad y mimo es el Luis Peique, elaborado en honor del creador de la bodega cuya primera cosecha data del 2008, que vio la luz y se cató en el 2009.
Este vino lleva el nombre de uno de los iniciadores de la bodega y procede de cepas de mencía de entre 80 y 90 años. Se trata de una edición muy limitada (apenas 600 botellas), que guardan un vino que combina la delicadeza y la potencia de muchos de los vinos bercianos. Todo un lujo para los buscadores de joyas únicas.

https://i2.wp.com/www.02b.com/es/img2/2015/11/luis-peique-24420.jpg

Se trata de un vino que ha pasado 18 meses en barrica de roble francés, al que se le quita la luna y se fermenta con el sistema tradicional que utilizaban los antepasados del enólogo y actual director de la bodega.

De color cereza picota oscuro. Aroma profundo y complejo a fruta fresca y floral. En boca potente, sabroso, taninos maduros y acidez suave. Tiene un final largo y elegante.

La historia del apellido Peique nació en Valtuille de Abajo, un pequeño pueblo del Bierzo leonés de no más de doscientos vecinos que siempre ha estado ligado a la cepa.

Viñedos y bodegas Pittacum, Aurea 2009

Perteneciente al grupo Terras Gaudas, ha sacado este vino que es solo mencía, en esta región leonesa donde desde tiempos inmemorables se sabía que pedazos de tierra del Bierzo producían los mejores vinos.

En uno de estos lugares se encuentra ubicada la finca Areixola, viñedo centenario, según explica el vicepresidente del grupo, Antón Fonseca, con cepas de 110 años de antigüedad, tratando de conseguir ser de lo mejor de la D.O Bierzo.

Nos apunta que se trata de un vino equilibrado, elegante, frutas rojas, guinda y grosella, pura fragancia de Mencía. Más tarde aparece la parte mineral, tierra y piedra. Armado en la boca, equilibrado y fresco termina con un final largo. Un vino franco, cabal y profundo.

Es un vino que marida muy bien con asados de cordero y cabrito, guisos de buey y caza cocinados en el propio vino, carnes a la brasa, así como pescados en su salsa.

Cuatro Pasos, el vino del oso

Cuatro huellas de oso descubiertas en un magnífico viñedo de las zonas más elevadas del Bierzo, inspiraron el nombre de este vino, según nos cuenta Pablo Buján, su director .

Después de llevar más de 30 años apostando por los vinos blancos –en concreto, por el albariño– Martin Codax decidió en el 2003 apostar por esta zona y por sus caldos de uva mencía, con el fin de lograr un vino tinto de alta calidad.

Este vino perteneciente al grupo de la bodega gallega ha sido elaborado solo con uva mencía seleccionada de cepas centenarias, procedente de suelos pizarrosos situados en zonas altas de la comarca del Bierzo a una altitud de 900 metros, con una crianza de 10 meses en roble (75% roble francés y el resto roble americano).

De aspecto visual y de color rojo guinda con reflejos violáceos. En fase olfativa tiene una intensidad media-alta. Predominan aromas varietales de frutas rojas con un sutil aporte de los tostados de la madera. En la fase gustativa es elegante y equilibrado en boca, con un postgusto varietal muy afrutado.

Es un vino muy versátil en su maridaje. Acompaña perfectamente a la carne asada o estofada, caza menor, carpaccio, cecina, pastas, patés, revueltos de verduras y queso de oveja.

 

Ahora que ya conocemos un poco más de estos maravillosos vinos sólo nos falta probarlos para comprobar si es cierto lo que se dice de ellos.

El Bierzo tiene el viñedo más viejo por superficie del mundo

El Banco de Tierras y la Denominación de Origen Bierzo se unen para evitar el abandono de viñedo viejo y aumentar la superficie de producción.

El Banco de Tierras y el Consejo Regulador de la Denominación de Origen (DO) Bierzo ponen en marcha una campaña de captación de viñedo con el objetivo de concienciar sobre la necesidad de que se mantengan las viñas en producción y aumentar la superficie para incrementar la cantidad de uva destinada a la elaboración de vinos de calidad. “El Bierzo tiene el viñedo más viejo por superficie del mundo”, afirmó la presidenta de la DO Bierzo, Misericordia Bello, que añadió que es el mayor patrimonio de esta zona vinícola “y no lo podemos dejar perder”.

Esta iniciativa, indicó el presidente comarcal, Gerardo Álvarez Courel, se enmarca dentro del convenio de colaboración entre ambas instituciones para dar un mayor impulso al sector vitivinícola y se cumple el objetivo común de “evitar el abandono de viñedo en producción e incentivar la plantación de nuevo viñedo” por el potencial que tiene para el crecimiento de la economía berciana, ya que crea empleo y contribuye al desarrollo y la creación de riqueza.

Esta campaña está orientada a paliar la pérdida de viñedo y quiere incentivar que los propietarios pongan en conocimiento del Banco de Tierras las parcelas que viñedo abandonadas para que, con su asesoramiento técnico y jurídico, puedan seguir en funcionamiento sin que ellos pierdan su titularidad. De esta manera se registrará una superficie que pueda ser puesta a disposición de aquellas personas que necesitan ampliar superficie de viñedo.

“El Banco de Tierras facilitará todo el trámite”, recalcó Álvarez Courel, que añadió que también se comunicará al Consejo Regulador las parcelas recuperadas para que se incentive su inclusión en la DO Bierzo, así como se facilite el cambio de titularidad y la transmisión de las tarjetas vitivinícolas. Así, recordóque de las 510 hectáreas cedidas o en alquiler gestionadas por el Banco de Tierra, 170 hectáreas corresponden a viñedo en producción. “Hemos evitado el abandono de 44 hectáreas de viñedo”, destacó.

En esta línea, la presidenta de la DO Bierzo, Misericordia Bello, destacó la labor importante que se está realizando a través del Banco de Tierras y que desde otras zonas vinícolas, también afectadas por el abandono de viñedo, ya han mostrado interés por esta iniciativa. En la actualidad, el Consejo Regulador controla más de 3.000 hectáreas de viñedo y esas 44 hectáreas recuperadas “son muy valiosas porque el Bierzo es un territorio pequeño”.

Así, abogó por recuperar el “mapa vitícola” y hacer del Bierzo un destino turístico “porque tiene la entidad suficiente para ser más que un lugar de paso”, confiando en el atractivo de la comarca como destino de turismo enológico con “un gran tirón”. “Si conseguimos tener un mapa vitícola muy cuidado será más atractivo”, recalcó Bello, que destacó que el Bierzo cuenta con un cultivo ininterrumpido de viñedo desde la Edad Media y tildó de “aberración” políticas anteriores con ayudar para el arranque de viñedo viejo.

Por ello, recalcó que hay mucha demanda de parcelas para viñedo e insistió en que los propietarios deben ser conscientes que con esta iniciativa “no van a perder su viñedo”, va a mantener su titularidad, mientras sus viñas van a ser cuidadas y puestas en valor con el asesoramiento y seguimiento del Banco de Tierras y la DO Bierzo. “Si lo abandona, ese viñedo se va a perder en unos años, va a quedar poulo, y de esta manera se mantiene en producción y con valor”, apostilló.

Esta campaña tendrá como colofón una jornada en la sede del Consejo Regulador de la DO Bierzo sobre el actual abandono del viñedo y medidas a adoptar, que se celebrará el próximo 3 de diciembre. Contará con charlas-coloquio sobre ‘Funcionamiento del Banco de Tierras del Bierzo’, con la técnica de gestión Beatriz Anievas; ‘Actualidad del abandono del viñedo. Acciones realizadas. Potencial del viñedo en el Bierzo’, con el ingeniero agrónomo, Borja García; ‘Balance de viñedo de los últimos años. Cambios de titularidad y cartillas de viticultores’, con la técnica de la DO Bierzo, Carmen Gómez; y ‘Recuperar viñedo a través del Banco de Tierras del Bierzo. Experiencia personal’, con el viticultor Miguel de Bea’. La jornada se cerrará con una mesa redonda y una cata con vinos de la DO Bierzo.